lunes, febrero 21, 2005

El cambio en Portugal, según la prensa española

"LA VANGUARDIA", lunes 21 de febrero de 2005 (sección Internacional de la edición digital)

LAS LEGISLATIVAS PORTUGUESAS
EL PS DE SÓCRATES SE IMPONE EN PORTUGAL
Los socialistas logran la mayoría y los comunistas se alzan como tercera fuerza
El socialista José Sócrates fue ayer el candidato más votado en las legislativas portuguesas y se impuso con contundencia a su rival de centroderecha, el populista Pedro Santana Lopes. El PS se alzó con una victoria clara en todo el país, con 119 escaños, cuatro más de los necesarios para la mayoría absoluta.

MOVILIZACIÓN
A pesar de la desmotivación del electorado, la participación fue superior a la de hace dos años

EL CENTRODERECHA
El revés encajado por Santana Lopes abre la lucha por el liderazgo del PSD

LA IZQUIERDA
El centrismo del PS da alas al crecimiento del Bloco de Esquerda, y al PCP, la tercera fuerza política

JORDI JOAN BAÑOS - 21/02/2005
Lisboa. Servicio especial

Por primera vez en 30 años de democracia, el Partido Socialista podrá gobernar cómodamente en solitario en Portugal. Con la práctica totalidad de votos escrutadas (a falta de los cuatro escaños que darán los votos de los emigrantes), José Sócrates obtuvo 119 escaños, cuatro más de los necesarios para gobernar con mayoría absoluta, con más del 45% de los votos emitidos. El gran derrotado, el candidato del centroderecha (PSD) Pedro Santana Lopes (73 escaños, 28,7%), no ha conseguido validar en las urnas el cargo de primer ministro, al que accedió tras la marcha de José Manuel Durao Barroso a la Comisión Europea. Peor aún, ha llevado a su partido a los resultados más bajos en unas legislativas desde 1983.

Para curarse en salud, Santana Lopes había llegado a manifestar que no podría considerarse fracaso un resultado por debajo del obtenido en las elecciones europeas, en las que obtuvo un exiguo 33% en coalición con CDS-PP. Sin que su resultado sea la catástrofe que algunos temían, no parece que los barones del partido estén dispuestos a perdonarle la pérdida prematura del poder, sobre todo por el deterioro de credibilidad que han supuesto sus cinco meses de desgobierno y su poco edificante campaña. Desde hoy vuelve a abrirse la lucha por el liderazgo en el PSD, apenas unos meses después de que Lopes fuera elegido como secretario general con el 80% de apoyo de la militancia. El beneficiario indirecto de su derrota será la máxima autoridad moral en el partido, Aníbal Cavaco Silva, que en virtud del equilibrio de poder vería reforzada su candidatura oficiosa a la presidencia de la República en las elecciones para dentro de un año.

Por otro lado, el centrismo del PS ha dado alas al crecimiento del Bloco d´Esquerda (8 escaños, 6,38%), que sin embrago se mantiene como quinta fuerza política. El Partido Comunista, en coalición con los verdes, ha conseguido poner freno a un declive electoral ininterrumpido de dos décadas y se ha aupado como tercera fuerza política más votada (14 escaños, 7,57%). También el socio menor del gobierno de coalición conservador, el CDS-PP, ha conseguido zafarse bien del castigo de los electores y apenas desciende un punto respecto del 8,7% obtenido en el 2003 (12 escaños, 7,27%). No obstante, las esperanzas de su líder, Paulo Portas -hermano, por otro lado, de uno de los máximos dirigentes del Bloco d´Esquerda-, de lograr el 10%, se han evaporado. Aunque la participación empezó siendo baja, a las cuatro de la tarde ya superaba en un 5% la registrada en los últimos comicios y más de la mitad del electorado había ejercido el voto. Con el índice final de participación, del 64,4% -frente al 61,5% del 2002-, se consigue invertir la tendencia a la abstención, en crecimiento constante desde 1983 hasta 1999 y que en el 2003 apenas se detuvo, con un 38,52%. La progresión del voto en blanco, preconizado por José Saramago en su último ensayo y promovido por una asociación anónima de electores, era otra de las incógnitas de la jornada. Quedan por atribuir los cuatro diputados correspondientes a la emigración, que deberán ser escrutados durante los próximos dos días.

El Partido Socialista, que se alzó con una victoria clara en todo el país, celebraba anoche su segunda victoria consecutiva después de triunfar espectacularmente en las pasadas elecciones europeas y lograr la mayoría absoluta en las elecciones regionales de las Azores, el pasado mes de otoño. Con la conquista de la anhelada mayoría absoluta en las generales, el partido rosa (el rojo es el PCP), más rosa que nunca, consigue tener las manos libres para gobernar Portugal. Sin embargo, a juzgar por la campaña no está todavía muy claro qué es lo que hará con su recién adquirida capacidad de maniobra.

El futuro primer ministro, José Sócrates, de 47 años, había sido titular de la cartera de de Medio Ambiente con António Guterres (dos veces jefe de gobierno), y presentaba su candidatura por primera vez como cabeza de lista, tras conseguir la secretaría general del Partido Socialista el pasado septiembre, con el apoyo de cerca del 80 por ciento de la militancia.Un resultado que le permitió imponerse nítidamente sobre dos históricos del socialismo portugués, el poeta Manuel Alegre y el ex alcalde de Lisboa João Soares, y se convirtió en secretario general.

Las elecciones generales anticipadas de ayer deben cerrar ocho meses de crisis política que se abrió con la aludida dimisión como primer ministro de José Manuel Durao Barroso, en un momento de creciente inestabilidad económica y social. Anoche, Barroso, presidente de la Comisión Europea, felicitó por teléfono a Sócrates.

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.