viernes, octubre 07, 2005

El retorno a tierras granadinas

Tras estos tres meses de inactividad bloggera, por fin retomo este proyecto. El verano me ha servido en parte para reflexionar sobre el estado de cosas de mi ciudad, sobre el futuro que nos acecha a los estudiantes de carreras humanísticas, sobre el republicanismo y la masonería, sobre la familia y sobre mis debates en los blogs del anillo colegial el año pasado. Respecto a esto último, creo que he de pedir disculpas a Juan por algunos de mis argumentaciones que empleé en nuestra discusión sobre el papel de la Iglesia en España. Reconozco que me he dejado llevar por cierta intransigencia, sin valorar que quizá la Iglesia desarrolla actuaciones importantísimas en el campo benéfico y educativo y que pueda tener derecho a discrepar de las medidas laicistas del actual Gobierno, pese a que continúo pensando que en nuestro país conviven dos tradiciones históricas, la católica y la laica, que deben procurar su entendimiento. En lo que a mis críticas contra los "movimientos laicos" (Opus Dei, Legionarios de Cristo, etc), pido perdón si han podido ofender a alguien. Sí, es posible que no esté bien informado sobre éstas, pero en los últimos años estoy procurando coleccionar toda noticia que aparece sobre éstas en los medios de comunicación. Por ello, aunque no esté de acuerdo con parte de sus planteamientos, ello no es óbice para que no les reconozca mérito por la enorme capacidad de trabajo y esfuerzo de parte de sus miembros.

Estas vacaciones, a pesar de que se me han hecho cortas por tener que presentarme a dos asignaturas y realizar un trabajo para otra, han marcado un antes y un después. ¿En qué sentido? Creo que hasta entonces me habían asaltado la duda de si había seguido el camino correcto, de cursar una carrera por propia vocación, aun a sabiendas de un futuro profesional incierto. Pues bien, ahora sí me ratifico en mi decisión, ahora más que nunca, porque sé que hay personas muy próximas que han depositado su confianza y esperanzas (por llamarlo de algún modo) en mí y no les puedo defraudar. Va a ser un año duro, compatibilizando responsabilidades académicas, colegiales y demás. Confío en que este curso académico que empieza sea un buen año y tengo la ilusión de ayudar a todo aquel que lo necesite en la medida de mis posibilidades. Les doy las gracias a mis amigos por estar un año más con ellos y a todos os deseo un buen comienzo. Seguiremos en la brecha, como dice mi padre.

3 comentarios:

adminsupervisor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cátaro dijo...

Así se habla!! que nadie te obligue a elegir un camino que no deseas recorrer, por muy rápido que te pueda llevar, si es hacia un lugar que no es el tuyo (aunque te llamen loco). No te conformes con seguir en la brecha: Ensánchala!! Saludos amigo mío.

Pereira dijo...

Gracias por leer mi blog y enhorabuena por ese dibujo que has puesto. Te favorece y te hace justicia. Un saludo a ti también.