domingo, mayo 06, 2007

Una lección de madurez política para España y el mundo


Hoy los franceses deciden en segunda vuelta quién será su presidente/a. Si ya de por sí hace dos semanas la primera vuelta tuvo una alta participación (84 % aproximadamente), esta segunda convocatoria no es menos sorprendente en ese sentido: según el periódico Liberation, a las 5 de la tarde había votado un ¡75,11 % del censo! ¡Tres cuartas partes de los electores!

Habrá que estar atento a los resultados finales de participación y del escrutinio que, confío, nos deparen alguna que otra sorpresa. Por lo pronto, Francia ha dado una lección de madurez política a su vecina España y al mundo. Lejos de abstenerse, de dar la espalda al sistema, los ciudadanos y ciudadanas del país vecino han acudido a votar con la esperanza, quizá vana e idealista, pero con la conciencia tranquila, de que podrán exigirle a su clase política que respondan a sus necesidades y, en caso contrario, podrán manifestar su desacuerdo y resentimiento. Y eso, precisamente, no es moco de pavo, pues cuanto más porcentaje de participación, menos arbitrario debe ser el poder, pues se le fiscaliza de esta manera y no dispone de un amplio margen de maniobra para hacer y deshacer a su antojo, como si ocurriría si la mayoría de la gente pasase de votar y mostrase su desinterés.

Actualización 21:32 horas: Según algunos sondeos, se ha alcanzado un 85,48% aproximadamente de participación, uno de los más altos de la V República francesa junto con los resultados de 1974 (87,33 %) y 1981 (85,85 %).

Actualización 21:52 horas: Sarkozy, nuevo presidente de la República francesa, con el 53 % aproximado de los votos. Ver resultados por departamentos.

4 comentarios:

kism dijo...

Pues sí que es una lección de madurez democrática. Un apunte: a mediodía (en sólo cuatro horas) había votado en Francia casi el mismo porcentaje de ciudadanos que en Andalucía el Estatuto durante toda la jornada electoral.

Perico dijo...

Si, Kism, llevas razón, solo que, encima, haces referencia a términos porcentuales, si nos atenemos a numero real de población, y a la extensión del territorio francés, los resultados son todavía más irrisorios comparativamente hablando

Williams dijo...

Hola Javier:
Todos los días reviso tu Blog para ver algún comentario de tipo personal, alguna experiencia o una simple anécdota. También se vale algo tipo existencial. Seguiré esperando.

Saludos,
Williams G.J.

Pereira dijo...

De acuerdo, Williams, tomo nota, aunque no te prometo nada.